Va a acceder a la web internacional de Goodman. ¿Está buscando la web del país en el que se encuentra?

La circularidad es un campo relativamente nuevo para nosotros y para el sector de la construcción en general. A pesar de ello, desde las ubicaciones que seleccionamos para la construcción hasta los materiales que utilizamos y reutilizamos, nos comprometemos a transformar nuestra forma de construir hasta alcanzar un punto en el que podamos enorgullecernos de construir, poseer y gestionar edificios circulares.

La construcción circular comienza con el desarrollo sobre terrenos abandonados

Para nosotros, uno de los motivos clave para aspirar a redesarrollar al 100 % sobre antiguos suelos urbanizados e industriales es aprovechar su potencial circularidad. Tenemos amplia experiencia en recuperar y descontaminar terrenos para darles una segunda vida y prepararlos para responder a las necesidades de nuestros clientes. Al reconvertir y reciclar materiales previos, somos capaces de mantener el vínculo con el pasado a la vez que minimizamos nuestro impacto de cara al futuro.

Reducir, reutilizar, reciclar

Nuestro primer paso siempre es optimizar los recursos que usamos y desperdiciar menos materiales. Por este motivo, por ejemplo, nunca nos abastecemos de materiales en exceso a modo de precaución durante la construcción. Además, cuando no conseguimos encontrar localmente los recursos que necesitamos para la construcción, siempre evaluamos la disponibilidad de materias primas e insumos reciclados y de producción local. Aunque en este campo todavía no estamos al nivel que nos gustaría, estamos desarrollando políticas de abastecimiento sostenible para orientar nuestras compras de todos nuestros materiales de construcción en el futuro, además de directrices de reutilización y reciclaje para el mantenimiento.

¿Sabía que…?

Según WWF y la Global Footprint Network (Red Global de la Huella Ecológica), si todo el mundo utilizase las mismas cantidades de combustible, alimentos, terreno y madera que los europeos, harían falta 2,8 planetas para mantenernos a todos. Nos comprometemos a poner de nuestra parte para explorar formas de hacer más con menos y permitir a los europeos vivir mejor sin consumir más de lo que les corresponde.

No desperdiciamos los residuos

Lo que para unos es basura, para otros es un tesoro. En 2021, estamos empezando a hacer seguimiento de todos los residuos de construcción y demolición para nuestras nuevas construcciones y remodelaciones. Para 2022, queremos adaptar nuestros procesos para desviar del vertedero el 100 % de los residuos (en peso) durante la fase de construcción. Además de esto, para 2025 esperamos recopilar datos sobre los residuos producidos en todos los edificios durante las operaciones empresariales, y para 2030 prevemos alcanzar la circularidad durante la demolición para todas las construcciones sobre suelo urbanizado abandonado.

Ahorrando mucha energía y agua

La energía y el agua son dos de los recursos naturales más valiosos que se consumen en las instalaciones logísticas.

Como parte de nuestro compromiso de ahorrar recursos naturales, colocamos equipos de recolección y reutilización de agua de lluvia en nuestras instalaciones, así como sistemas de drenaje natural en zonas de aparcamiento. También instalamos paneles fotovoltaicos que habitualmente superan la demanda energética de nuestros inquilinos, así como sistemas de recuperación de calor capaces de capturar y reutilizar un tercio de toda la energía de calefacción.